Prepararse para el noviazgo

pareja-de-exito

Después de varios años como pastor de jóvenes adultos puedo afirmar que uno de los temas que más interés despierta en dicho grupo, es el tema del noviazgo. Si me permiten ser algo hiperbólico, convocar a una charla de noviazgo es casi una garantía de llenar cualquier salón. Y aunque las razones para dicho interés pueden ser diversas, una cosa es cierta, hay mucha desorientación en cuanto al tema.

El problema, si es que podemos llamarlo así, de hablar o escribir sobre noviazgo es el “silencio bíblico” con respecto al tema. Son muchos los aspectos de la relación de noviazgo que no son tratados en la Palabra de manera específica. Ante esta situación muchos piensan que si la Biblia no habla de manera “específica” de algo, entonces podemos proceder como nos parezca más “lógico”, o más “conveniente” o como sea más “común”, lo que dicho sea de paso, es un error.

Lo cierto es que a pesar de la ausencia de pasajes específicos, la Palabra no nos deja sin orientación en cuanto al noviazgo. Ciertamente tal y como el salmista expresó “Lámpara es a mis pies tu Palabra, y luz para mi camino”. [Salmos 119:105].

En este sentido, en Apocalípsis 19:7, el apóstol Juan nos dice, en cuanto a Cristo y su iglesia: “Regocijémonos y alegrémonos, y démosle a El la gloria, porque las bodas del Cordero han llegado y su esposa se ha preparado.” Qué hermoso momento será aquel, cuando la iglesia se una por la eternidad a su Salvador y Señor. Ese momento, esa “ceremonia” es llamada por Juan en el pasaje presentado como “las bodas del Cordero”. [Cristo]. Sigue leyendo

Anuncios

Estado civil: felizmente soltera.

Tengo 31 años, y mi estado civil es: ¡felizmente soltera! Habitualmente suele escucharse la frase: “felizmente casada”, como si la felicidad dependiera de un hombre. La gente muchas veces hace conclusiones precipitadas sobre la soltería de los demás. Yo he tenido la desgracia de escucharme estas “perlas” (estoy ironizando con lo de perlas claro está):

– ¿Por qué no tienes novio?

– ¿No serás lesbiana verdad?

– Pues yo a tu edad ya estaba casada…

– ¿No será que eres muy exigente?

– ¿Pero es que no te quieres casar?

etc etc etc

La verdad es que a veces las personas no tienen suficiente con ocuparse de su propia vida, que suelen meterse también en la de los demás y solucionarla… pero más bien logran el efecto contrario, logran hacerse cansinos. Sigue leyendo

¡Tú te mereces a alguien que te valore!

¿Hiciste de todo por una persona y aún así él o ella no te quiere? ¿Te trata con frialdad e indiferencia? Déjame decirte que por mucho que tengas en común con una persona si él o ella te evita, te trata con frialdad o no corresponde a tus muestras de interés, esa persona probablemente no te merece.

Existen personas que son frías por naturaleza y otras que no saben valorar el amor que están recibiendo. Incluso puede darse el caso de que rechacen la voluntad sentimental de Dios para sus vidas prefiriendo hacer la suya propia y buscando a otra persona.

Hoy quiero compartir con vosotros un escrito de Dante Gebel sobre lo que cada uno/a de nosotros nos merecemos en el amor: un príncipe o una princesa de Dios.

“Hay muchas cosas con las que nos podemos conformar en la vida. Sin embargo, la única cosa con la que nunca debemos conformarnos es en el amor.

Nunca deberíamos conformarnos con alguien que no reconoce lo que está sosteniendo al sujetar nuestras manos o alguien que no nos recuerde todos los días lo mucho que significamos para él.

Lo que me merezco es a alguien que me extrañe apenas salga por la puerta, incluso si sólo me voy por un momento o apenas corte el teléfono con el. Sigue leyendo

Excusas por las que los jóvenes buscan pareja fuera del pueblo de Dios

El noviazgo tiene que ser con personas nacidas de nuevo. No es suficiente comprometerse con personas que van a la iglesia, sino con personas que han conocido personalmente a Dios y lo buscan con todo su corazón. Solo un chico/a nacido/a de nuevo puede amarte verdaderamente porque el amor de Dios reside en él o ella, por lo tanto él / ella no te amará solo con su corazón sino a través del de Dios; no te verá solo con sus ojos sino con los ojos de quien te ha creado y amado y ha dado su vida por ti. Su amor será doble e infinito porque está alimentado por el de Dios.

Las excusas más frecuentes que los jóvenes dan para salir con personas que no son cristianas son:

Excusa nº 1:  “Puedo llevarlo a Cristo, puede ser que sea la voluntad de Dios que yo lo evangelice y que sea salvo a través de mi”

A veces alguien dice que lo está haciendo por Cristo, cuando en realidad es porque está enamorado e intenta convencerse a sí mismo de que esta es la voluntad de Dios, pero en realidad a veces lo hacemos solo por nosotros mismos. Sigue leyendo

Las siete etapas del noviazgo

noviazgos-a-temprana-edad
El noviazgo se desarrolla a través de siete etapas. Cada una tiene su función y propósito al establecer la base para la relación. Si se abrevia o elimina cualquier etapa, se produce un vacío de desarrollo en la relación y ello acarreará problemas.
Etapa 1: Amistad 
Durante la amistad cada uno trata de conocer al otro mientras participa de actividades no románticas, sociales, recreativas,espirituales e intelectuales. La mayoría de dichas actividades son de orientación de grupo, opuestas a las orientadas hacia la pareja. Esta etapa es más informal y menos emotiva que las etapas finales del noviazgo, pues no existen matices románticos o sexuales. La amistad es menos tensa que el noviazgo, porque la amistad no es noviazgo y no hay necesidad de representar papeles.
Con frecuencia los amigos son más honestos entre sí que los novios y esto es posible porque los amigos llegan a ser emotivamente más profundos que los novios. Llegar a ser amigos antes de involucrarse románticamente tiene mucho sentido. Si tú te enamoras demasiado rápido y la relación no funciona, muy difícilmente volverás a ser amigo otra vez. Si tú te tomas el tiempo para conocer a alguien a nivel de amistad primero y dejas que el amor crezca lenta y gradualmente, estarás más próximo a tener un amigo o amiga para toda la vida sea que te cases o no con esa persona.
Más aún, los idilios que brillan instantáneamente, habitualmente se consumen así de rápido. Y es muy posible que seas juzgado o juzgada por cualidades superficiales como tu apariencia o tu estructura física antes que por tu carácter. Es más difícil mantener una buena amistad que ser novios. Lo más fácil de hacer cuando encuentras a alguien que te resulta atractivo o atractiva es subir a altas revoluciones dándole todo lo que tiene para disparar.
Es infinitamente más difícil sacar el pie del acelerador y moverse lentamente cuando no hay curvas, desvíos o rutas cerradas a la vista. Pero eligiendo ir rápido la ruta fácil,  raramente desarrolla una relación duradera debido a que cuando surgen los conflictos la tendencia es tomar la salida más fácil, que es salirse de la ruta.

Sigue leyendo