El hombre que te mereces

El amor que te mereces es mucho más que un nuevo éxito de Hollywood, es mucho más que una canción famosa, es mucho más que una carta de amor llena de promesas.

Te mereces un hombre que esté dispuesto a solucionar toda diferencia y conflicto que encuentren en el camino. Alguien que quiera tomar tu mano y guiarte cuando no conozcas la ruta y alguien que también quiera seguirte. Alguien que apoye tus metas y tus ambiciones, alguien que crea que eres maravillosa sin importar como te veas.

El amor que te mereces es un amor que no sepa de condiciones, un amor que se niegue a decirte “te amaré sólo si…” o “te amaré más si haces esto o aquello”.

Te mereces un amor que sea, un amor que crezca con el tiempo, un amor que cobije y que comprenda. Te mereces alguien que te adore, que conozca tus defectos y virtudes e incluso esos horribles malos hábitos que tienes o esas partes de ti que no te gustan tanto y que, sin embargo, te ame.

No hablo de alguien que crea que eres perfecta porque la perfección no existe y usualmente sólo causa estragos con su irrealidad, me refiero a alguien que esté dispuesto a verte como el ser humano increíble que eres.

Te mereces alguien que se acuerde de ti, alguien que, aunque haya estado contigo 5 años, siga trayéndote de vez en cuando tu flor favorita o tu sabor favorito de galletas simplemente porque lo vio y no pudo evitar pensar en ti. Te mereces alguien que te extrañe, alguien que aunque tiene su propia vida e intereses (y tú también) a veces necesitará llamarte en la madrugada porque extraña el sonido de tu voz.

Te mereces un amor que te de prioridad, alguien que esté dispuesto de vez en cuando a dejar de lado todos sus planes porque preferiría quedarse contigo y disfrutando de tu compañía. Te mereces a alguien que esté contigo cada vez que lo necesites, un amor tan honesto y puro que nunca tendrás que adivinar que es lo que realmente siente.

Te mereces ser tratada con amor, con cuidado, con respeto. Mereces alguien que quiera hacerte feliz y que quiera ser feliz contigo. Mereces un amor real y no un amor de película, porque esos no siempre se adaptan bien a la vida de verdad. Te mereces esto y mucho más

Tú mereces un hombre, que entienda lo valiosa que eres. Mereces un hombre, que prefiera respetarte por encima de todo a uno que solo quiera usarte como un objeto de placer.

Tú mereces un hombre, que pueda dejar que seas tú la única mujer de su corazón. Tú mereces un hombre, que no solo ame tu belleza física, sino que tus sentimientos sean también la base de su amor por ti.

Tú mereces un hombre, que haga lo que sea por ver tu sonrisa resplandecer en tus días tristes. Tú mereces un hombre, que quiera compartir sus sueños y metas contigo.

Tú mereces un hombre, que se sienta orgulloso de ti por lo que eres y no por cómo te ves. Tú mereces un hombre, que ante todo admire tus únicos gestos que solo el ama con todo corazón.

Tú mereces un hombre, que sueñe con formar un hogar bajo la bendición de Dios a tu lado. Tú mereces un hombre, que desee que sea tu rostro el que vea todas las mañanas. Tú mereces un hombre, que siempre te diga lo mucho que te ama, y lo increíble que eres.

Tú mereces un hombre, que entienda que no eres perfecta, pero que eres la mujer con la que quiere compartir su vida entera. Tú mereces un hombre, que te apoye en todo momento, un hombre que sea capaz de ir al fin del mundo a tu lado.

Tú mereces un hombre, que entienda que la honestidad y la humildad debe ser una regla infalible en su vida. Tú mereces un hombre, que ame tu cuerpo tal y como es, un hombre que no desee cambiar ninguna parte de tu cuerpo, porque para el eres perfecta.

Tú mereces un hombre, que sea un romántico nato, que logre sorprenderte con sus únicos y perfectos detalles. Tú mereces un hombre, que sepa cuando es oportuno hablar y cuando escuchar es lo fundamental.

Tú mereces un hombre, que corra contigo bajo la lluvia o que camine a tu lado con un sol abrazador, esto es opcional dependiendo del clima que se presente; pero necesitas un hombre que no preste atención al clima cuando este a tu lado.

Tú mereces un hombre, que sea capaz de conocerte tan perfectamente sin tu hablar ya él sepa que algo te sucede. Tú mereces un hombre, que sepa decir que si a todas tus locuras e ideas descabelladas.

Tú mereces un hombre, que sepa que sin ti no estaría completo. Tú mereces un hombre, un hombre que solo quiera compartirte con Dios y con nadie más. Tú mereces un hombre, que sepa que son el uno para el otro y ambos para Dios.

Este es el hombre que tú como mujer te mereces, quizás y digas que esos hombres no existen, pero déjame decirte que si los hay. ¡NO TE CONFORMES CON MENOS DE LO QUE TE MERECES!

Fuentes: Upsocl.com y sexualidadj.org