Las 5 etapas del amor de pareja

El psicólogo Jed Diamond descubrió las etapas del amor. Trabajó como terapeuta de parejas y familias por más de 40 años y se dio cuenta de que el amor tiene 5 etapas y que las mayoría de las personas al llegar a la tercera etapa se van en busca de un nuevo amor, creyendo que la relación anterior falló.

Todo el mundo quiere tener un amor, alguien con quien envejecer juntos y compartir momentos importantes de sus vidas. Pero pocos están dispuestos a ir más allá de la tercera etapa, por eso vemos tantos divorcios.

El Dr. Jed explica que muchas personas creen que estaban con la persona equivocada, pero es porque no entienden que la tercera etapa es sólo el comienzo de un amor fuerte y duradero. Sigue leyendo

Anuncios

Consejos para saber cómo elegir pareja

Quédate con el que te haga espacio en su corazón, porque espacio en su cama te lo ofrece cualquiera. Quédate con esa persona que sin tocarte, te haga sentir todo…  Quédate con quien conozca la peor versión de ti y en vez de irse, se quede y te ayude a ser mejor.  

Quédate con quien te siga buscando y conquistando, aunque ya te tenga. Quédate con quien no sientes la necesidad de revisarle el teléfono móvil, eso se llama confianza. Quédate con quien escribe en tu alma.                                                                                                                                                                                   

Quédate con quien se enamore de tus tristezas, heridas y cicatrices. Que de la sonrisa, la mirada y el cuerpo, se enamora cualquiera. Quédate con quien te piense a cada minuto, y te haga reir a cada instante. Quédate con quien está contigo por lo que eres, NO por lo que quiere que seas…   Quédate con quien entienda tu locura y no quiera cambiarla. Quédate con quien te quiera en las malas, porque en las buenas lo hace cualquiera. Quédate con quien te haga sonreír a todas horas, te haga un espacio en su día y te extrañe todo el tiempo.

Quédate con esa persona que no pueda estar un día sin hablarte. Quédate con quien te haga sentir algo especial. Quédate con quien sea capaz de quitarte los miedos sin que tú se lo pidas.Quédate con quien te da varios motivos para sonreír y ninguno para sufrir. Quédate con quién te haga perder la noción del tiempo, no con quién te haga perder el tiempo. Quédate con quien sepa lo insoportable que puedes llegar a ser y aun así te acepte.

Quédate con quien te deje sin dudas, porque sin ropa te deja cualquiera. Quédate con quien bese las heridas que nadie tocó y ame los defectos que nadie aceptó. Quédate con quien conozca todos tus errores y aun así quiera sacarte una sonrisa. Quédate con quien te alcance, no con quien te pida que lo esperes… Quédate con quien nunca tiene excusas y siempre tiene tiempo para ti. Quédate con quién te haga comprender por qué no funcionó con nadie más.

Quédate con quien a pesar de haberse enojado contigo, te busque y te mande mensajes bonitos. Quédate con quien te cuide y se preocupe por ti… aún en la distancia. Quédate con quien te haga sonreír a todas horas, te haga un espacio en su día y te extrañe todo el tiempo. Quédate con quien “sabe lo que tiene” cuando te tiene. Quédate con la persona que te haga sentir algo importante en su vida. Quédate con quien te haga sentir que los lunes son viernes. Quédate con el que esté dispuesto a darlo todo por ti.
Sigue leyendo

Prepararse para el noviazgo

pareja-de-exito

Después de varios años como pastor de jóvenes adultos puedo afirmar que uno de los temas que más interés despierta en dicho grupo, es el tema del noviazgo. Si me permiten ser algo hiperbólico, convocar a una charla de noviazgo es casi una garantía de llenar cualquier salón. Y aunque las razones para dicho interés pueden ser diversas, una cosa es cierta, hay mucha desorientación en cuanto al tema.

El problema, si es que podemos llamarlo así, de hablar o escribir sobre noviazgo es el “silencio bíblico” con respecto al tema. Son muchos los aspectos de la relación de noviazgo que no son tratados en la Palabra de manera específica. Ante esta situación muchos piensan que si la Biblia no habla de manera “específica” de algo, entonces podemos proceder como nos parezca más “lógico”, o más “conveniente” o como sea más “común”, lo que dicho sea de paso, es un error.

Lo cierto es que a pesar de la ausencia de pasajes específicos, la Palabra no nos deja sin orientación en cuanto al noviazgo. Ciertamente tal y como el salmista expresó “Lámpara es a mis pies tu Palabra, y luz para mi camino”. [Salmos 119:105].

En este sentido, en Apocalípsis 19:7, el apóstol Juan nos dice, en cuanto a Cristo y su iglesia: “Regocijémonos y alegrémonos, y démosle a El la gloria, porque las bodas del Cordero han llegado y su esposa se ha preparado.” Qué hermoso momento será aquel, cuando la iglesia se una por la eternidad a su Salvador y Señor. Ese momento, esa “ceremonia” es llamada por Juan en el pasaje presentado como “las bodas del Cordero”. [Cristo]. Sigue leyendo

¡Tú te mereces a alguien que te valore!

¿Hiciste de todo por una persona y aún así él o ella no te quiere? ¿Te trata con frialdad e indiferencia? Déjame decirte que por mucho que tengas en común con una persona si él o ella te evita, te trata con frialdad o no corresponde a tus muestras de interés, esa persona probablemente no te merece.

Existen personas que son frías por naturaleza y otras que no saben valorar el amor que están recibiendo. Incluso puede darse el caso de que rechacen la voluntad sentimental de Dios para sus vidas prefiriendo hacer la suya propia y buscando a otra persona.

Hoy quiero compartir con vosotros un escrito de Dante Gebel sobre lo que cada uno/a de nosotros nos merecemos en el amor: un príncipe o una princesa de Dios.

“Hay muchas cosas con las que nos podemos conformar en la vida. Sin embargo, la única cosa con la que nunca debemos conformarnos es en el amor.

Nunca deberíamos conformarnos con alguien que no reconoce lo que está sosteniendo al sujetar nuestras manos o alguien que no nos recuerde todos los días lo mucho que significamos para él.

Lo que me merezco es a alguien que me extrañe apenas salga por la puerta, incluso si sólo me voy por un momento o apenas corte el teléfono con el. Sigue leyendo

Excusas por las que los jóvenes buscan pareja fuera del pueblo de Dios

El noviazgo tiene que ser con personas nacidas de nuevo. No es suficiente comprometerse con personas que van a la iglesia, sino con personas que han conocido personalmente a Dios y lo buscan con todo su corazón. Solo un chico/a nacido/a de nuevo puede amarte verdaderamente porque el amor de Dios reside en él o ella, por lo tanto él / ella no te amará solo con su corazón sino a través del de Dios; no te verá solo con sus ojos sino con los ojos de quien te ha creado y amado y ha dado su vida por ti. Su amor será doble e infinito porque está alimentado por el de Dios.

Las excusas más frecuentes que los jóvenes dan para salir con personas que no son cristianas son:

Excusa nº 1:  “Puedo llevarlo a Cristo, puede ser que sea la voluntad de Dios que yo lo evangelice y que sea salvo a través de mi”

A veces alguien dice que lo está haciendo por Cristo, cuando en realidad es porque está enamorado e intenta convencerse a sí mismo de que esta es la voluntad de Dios, pero en realidad a veces lo hacemos solo por nosotros mismos. Sigue leyendo