El placer de esperar

preservativo duradero

Foto: Purex Culture

En diferentes conversaciones con personas hemos hablado de que en nuestra adolescencia, desde la iglesia nos dejaron bien claro que debíamos mantenernos vírgenes hasta el matrimonio pero ahí se acababa la conversación. Ni razones ni porqués más allá de porque lo dice Dios, lo cual dificultaba bastante la tarea.

La Biblia explica en 1ª de Corintios 6:18-20 que huyamos de la fornicación, porque no es como el resto de pecados sino que estamos atentando contra el templo del Espíritu Santo. Seguir los consejos de Dios solo por amor a Él, aun sin entenderlos del todo, es admirable. Pero si además entendemos todo lo bueno que se obtiene con esta decisión lo viviremos con más convicción.

Las relaciones de pareja crecen, o deberían crecer, a la vez física y emocionalmente. A mayor grado de intimidad física debería acompañarle un mayor grado de intimidad emocional. El mayor grado de intimidad física que conocemos es la relación sexual. El mayor grado de intimidad emocional es aquel que te lleva a decidir estar con la misma persona para siempre.

Teniendo en cuenta estas dos ideas tiene lógica pensar que el mejor lugar para llevar a cabo la mayor intimidad física es el único lugar donde se da la única intimidad emocional completa, el compromiso del matrimonio.

Es importante que vivamos y transmitamos que la virginidad hasta el matrimonio no es una prohibición, castigo o penitencia, si no que realmente decidir cumplir este principio nos aporta muchos beneficios. Estos son algunos de ellos:

– Reservar la intimidad sexual para el matrimonio CULTIVA la relación y la hace crecer. La vuelve más espiritual. Hace que conecte poco a poco cada parte de ambos seres entre ellos y con el Creador.

Frente a las enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, se obtiene SALUD sexual, salud emocional y embarazos deseados.

El preservativo no protege el corazón y aunque un bebé casi siempre será bienvenido mejor que venga por encargo consciente.

FIDELIDAD: A ti por mantener lo que has decidido y ser una persona de palabra, a Dios por tratar de estar más cerca de Él y a tu pareja por demostrar que aunque el calor apriete tu compromiso está por encima.

Decidir nos hace libres. La LIBERTAD es disfrutar con el corazón lo que se decide con la cabeza.

APRENDER juntos. Las comparaciones son odiosas. Partiendo de la misma base es genial descubrir todo juntos.

ASENTAR BASES para el matrimonio. Cuanto menos se alimente la parte física más enriquecida se verá la comunicación y vuestra amistad. Se consigue una conexión y una complicidad que más adelante agradeceréis en vuestra intimidad. Cuando te enamoras de verdad… cuando nace el amor, desearías no haberte ni siquiera rozado con otra persona porque quieres compartirlo todo con tu AMOR con mayúsculas.

GLOBALIDAD: Tenemos un cuerpo maravilloso y se puede disfrutar del noviazgo sin necesidad de tener relaciones sexuales intimas. Puedes disfrutar de su pelo, dar largos paseos cogidos de la mano, miraros a los ojos durante un buen rato o compartir vuestros besos.

PRIORIDAD: Amar más a Dios que a tu pareja es el secreto para un matrimonio feliz. Cuanto más cerca estés de Dios, más cerca estarás de tu pareja. Dejando la intimidad sexual hasta el matrimonio muestras un profundo amor a Dios y sus enseñanzas. Alguien que ama a Dios por encima de todo es imposible que sea un mal cónyuge.

¡ÁNIMO! Esperar merece la pena. Y si estás leyendo esto y sientes que no es para ti porque ya has ido demasiado lejos, recuerda lo que dice la Biblia: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas” (1ª Corintios 5:17)

Escrito por Silvia Pérez

http://www.conociendonos.es

PD: Actualmente existen iniciativas que ayudan a promover la pureza y la castidad entre los jóvenes cristianos. Una de ellas es Purex (en Italia), un  movimiento que está cobrando cada vez más relevancia en las redes sociales y en los medios de comunicación, haciendo un llamado a la juventud a esperar a disfrutar el placer del sexo en el matrimonio tal y como Dios nos aconsejó en la Biblia. Os invito a visitar su página de Facebook haciendo click AQUÍ

Anuncios

El sexo es sagrado y un regalo de Dios

Eduardo Verástegui castidad santidad sexo regalo de dios

Portador de unos ojos azules profundos como la inmensidad del cielo, de un físico impresionante y de una personalidad atractiva, el protagonista de nuestra historia lleva 13 años de castidad.

De los 18 a los 28 años, Eduardo, tuvo entre sus sábanas a todas las mujeres que deseó. Y no sólo mujeres, sino fama, dinero y otros placeres… hasta que conoció a Dios y su vida cambió.

Este mexicano de cuna, fue cantante, actor y modelo durante una década. Estando en la cumbre de su carrera, concretamente en el año 2003, decidió estudiar inglés para triunfar en Hollywood, pero lo que no sospechaba es que su profesora cambiaría para siempre su vida.

Como él mismo declara no era feliz:

“Después de diez años de carrera, de lograr todos esos sueños que pensé me iban a dar la felicidad, de haber llegado de un pueblo chiquito a Hollywood, de hacer una película en inglés, de tener doce managers, publicistas, agentes, abogados, todo tipo de personas trabajando para mí me di cuenta de que no era feliz”

“Me sentía inquieto, no tenía paz, no estaba satisfecho. Vi en retrospectiva mi carrera y descubrí que las razones para ser cantante o actor eran frívolas y superficiales. Que lo hacía por la fama, el dinero y las mujeres”.

Jasmine, la profesora de Eduardo veía en él a un chico totalmente desorientado nadando en un mar de placeres que solo le aportaban vacío. Durante 6 meses, Jasmine le hizo aprender inglés a Eduardo pero a través de preguntas que marcaron un antes y un después en su vida. Las preguntas que marcaron un antes y un después en la vida del actor fueron las siguientes:

¿Eduardo a tí te gustaría casarte algún día y tener hijas? ¿Y si es así qué clase de esposo querrías para tus hijas cuando fueran mayores?

Él contestó afirmativamente y describió a un santo para sus hijas: un hombre trabajador, paciente, que las hiciera reír y que las amara con todo su corazón.

¿Eduardo eres tú ese hombre para las hijas de otros, le preguntó Jasmine? Si amas tanto a Dios como dices -le dijo su maestra- entonces ¿por qué le insultas tanto? ¿por qué romples este mandamiento…?

Eduardo reconoció que le había hecho daño a muchas mujeres acostándose con ellas. Después de aquella conversación con su maestra, lloró durante tres meses y se dio cuenta de que su vida era una incoherencia llena de contradicciones. Le pidió perdón a Dios y le hizo una promesa de castidad a la que hace 13 años permanece fiel. Además también prometió no volver a trabajar en ningún proyecto como actor que ofendiera su fe, su familia o su comunidad hispana. Y por andar haciendo promesas se quedó sin trabajo durante cuatro años, hasta que decidió abrir su propia productora de cine con valores, y ahora es el cineasta de Dios 🙂

Por la gracia de Dios, Eduardo se ha convertido en un hombre diferente, que busca hacer el bien a los demás involucrándose en causas como la lucha contra el aborto y que promueve la castidad entre los jóvenes. Actualmente, el actor tiene 41 años de edad, pero sigue pensando que el sexo es un regalo de Dios y es sagrado para compartirlo únicamente en el matrimonio.

‘Voy a serle fiel a esa persona que todavía no conozco. Y voy a hacer una promesa de castidad, una disciplina de abstinencia'” “Me estoy preparando para ser un buen marido y un buen padre, si esa es mi vocación” 

¿No es maravilloso como Dios transforma a las personas? Un hombre que podría tener a cualquier mujer que deseara, y que ahora vive en castidad guardando su pureza para poder decirle un día a su futura esposa: Te he sido fiel sin conocerte durante 13 años. ¡Qué bonito regalo de amor!

 Queridos lectores, el sexo es un regalo sagrado de Dios, para compartirlo solo con la persona más importante de nuestras vidas: la que él elija como ayuda idónea. Cuidemos este hermoso regalo y seamos hombres y mujeres de integridad como Eduardo. Recordemos que sin castidad no hay santidad, y como dice la Biblia: “Sin santidad nadie verá al Señor” (Hebreos 12: 14)

Que Dios os bendiga y os prepare para ser buenos esposos y esposas.

Rebeca Ruiz Laguardia

Porno tóxico, sexo tóxico

consecuencias cerebro pornografia

El porno y la adicción… el sexo fuera de su contexto.

En una noche oscura y fría, no hay nada mejor que un buen fuego en la chimenea. Puedes apilar la leña y dejar que arda y te caliente. Es seguro, calido, relajante y romántico. Ahora saca ese fuego de la chimenea (que ha sido diseñada para contenerlo) y dejarlo en medio del salón. De repente se convierte en algo destructivo. Podría quemar la casa entera y matar a todos sus habitantes. El sexo es como ese fuego. Mientras se exprese dentro del compromiso del matrimonio, es bonito, cálido y romántico. Pero la pornografía, saca al sexo de ése contexto.

El porno: un gran negocio

El porno es un gran negocio que genera mucho dinero sin importar los métodos para conseguirlo. Te enseñaran lo que ellos creen que hará que vuelvas a por más. “El año pasado se produjeron 11.000 videos porno, en contraste con las 400 películas producidas en Hollywood… [y] 70.000 páginas web de pornografía” (New York Times, 20 de Mayo, 2001, “Naked Capitalists”)

La imagen del sexo en el porno

Una de las bases de nuestra estabilidad mental es tener una idea sana de quién somos sexualmente. Si se contaminan esas ideas, una parte fundamental de quienes somos se distorsiona. La cultura del porno nos dice que el sexo, el amor y la intimidad son lo mismo. En la pornografía, la gente tiene relaciones sexuales con completos desconocidos, gente que acaban de conocer. Lo único que importa es la satisfacción personal. No importa el cuerpo de quien estés usando mientras la obtengas. El porno te hace pensar que el sexo es algo que puedes conseguir cuando sea, donde sea, con quien sea, sin ningún tipo de consecuencia.

¿En qué consiste realmente el sexo?

La visión del sexo en el porno es estúpida y superficial. Las relaciones no se basan en el sexo, sino en el compromiso, el cariño y la confianza mutua. Dentro de ese contexto, como en la chimenea, el sexo es maravilloso. Lo que hace que el sexo sea magnífico es estar con alguien que te ama y te acepta, alguien que se ha comprometido a compartir la vida contigo, alguien a quien te puedes entregar completamente.

Los efectos de la pornografía: Las mentiras del porno

No puedes aprender la realidad sobre el sexo en la pornografía. No tiene nada que ver con la realidad. La pornografía no se hace para educar, sino para vender. Así que la pornografía dirá las mentiras que haga falta con tal de atraer y enganchar a la audiencia. El porno se crece con las mentiras, mentiras sobre el sexo, las mujeres, el matrimonio y muchas otras cosas. Vamos a echar un vistazo a algunas de esas mentiras y veremos como pueden destruir tu vida y tu comportamiento.

  • Mentira #1 – Las mujeres son menos que un ser humano
    En la revista Playboy, se llama “conejitas” a las mujeres, convirtiéndolas en pequeños animalitos, o “playmates” convirtiéndolas en un juguete. La revista Penthouse las llama “mascotas.” El porno normalmente se refiere a las mujeres como animales, juguetes o partes del cuerpo. A veces la pornografía sólo enseña el cuerpo o los genitales de la mujer, pero no la cara. Se le resta importancia a la idea de que las mujeres son seres humanos con sentimientos.
  • Mentira #2 – Las mujeres son un “deporte”
    Algunas revistas deportivas tienen un número de “bañadores”. Eso sugiere que las mujeres solamente son un tipo de deporte. El porno plantea el sexo como un juego en el que tienes que “ganar”, “conquistar” o “marcar un tanto.” Los hombres que suscriben este punto de vista normalmente hablan de “anotar tantos” con las mujeres. Empiezan a juzgar su hombría por el número de “conquistas” que pueden conseguir. Cada tanto que anoto es un trofeo más en mi estantería, una muesca más en mi cinturón para validar mi masculinidad.
  • Mentira #3 – Las mujeres se pueden comprar
    Todos hemos visto alguna vez la imagen de un coche impresionante con una chica sexy sobre él. El mensaje subliminal es “compra una cosa, y obtienes las dos.” El porno duro lleva esto hasta el extremo. Nos enseña a las mujeres como productos de un catálogo, exponiéndolas al máximo para que el cliente pueda echarles un vistazo. Viendo esto no es sorprendente que muchos chicos jóvenes crean que si han gastado su dinero en una cita con una chica tienen derecho a tener sexo con ella. El porno nos dice que se puede comprar a las mujeres.
  • Mentira #4 – Las mujeres se valoran solamente por su atractivo físico
    Las mujeres menos atractivas son ridiculizadas en el porno. Se les llama perras, ballenas, cerdas o cosas aún peores, simplemente por el hecho de no encajar en el estereotipo de mujer “perfecta” según el porno. A la pornografía no le importa la personalidad de la mujer, solamente su cuerpo.
  • Mentira #5 – A las mujeres les gusta ser violadas
    “Cuando dice que no, en realidad quiere decir si” ésta es una frase típica en el porno. Se nos muestra a mujeres siendo violadas, resistiéndose al principio, y luego disfrutando de ello. El porno enseña a los hombres a disfrutar haciendo daño a las mujeres y abusando de ellas.
  • Mentira #6 – Hay que degradar a las mujeres
    En el porno se suele hablar con desprecio a las mujeres. Se nos muestra como se las humilla y tortura de múltiples maneras mientras ellas piden más. ¿Esta actitud muestra algún respeto hacia las mujeres? ¿algo de amor? ¿o por el contrario promueve el odio y el desprecio por la mujer?
  • Mentira #7 – Los niños deberían practicar el sexo
    Uno de los tipos mas populares de porno es el que imita el porno infantil. Se hace parecer niñas pequeñas a las mujeres, poniéndoles coletas, zapatitos de niña o abrazando a un osito de peluche. El mensaje que esto nos transmite es que es normal que los adultos mantengan relaciones sexuales con niños. Esto provoca que los consumidores de porno lleguen a ver a los niños con una mentalidad sexual.
  • Mentira #8 – El sexo ilegal es divertido
    En el porno se usan habitualmente elementos ilegales o peligrosos para hacer el sexo mas “interesante.” Se nos sugiere que no se puede disfrutar del sexo si no es extraño, ilegal o peligroso.
  • Mentira #9 – La prostitución es elegante
    En el porno se muestra una imagen interesante de la prostitución. En realidad muchas de las chicas que salen en el material porno son chicas que huyen de algo, atrapadas en una vida de esclavitud. Muchas han sufrido abusos sexuales. Y algunas de ellas están infectadas por enfermedades de transmisión sexual incurables y altamente contagiosas que hacen que mueran muy jóvenes. Muchas de ellas toman drogas para poder soportarlo.

Los efectos de la pornografía: el quid de la cuestión

La pornografía se aprovecha de las vidas arruinadas de chicas jóvenes y atrapa a los hombres para que gasten un montón de tiempo y dinero en su producto.

Los efectos de la pornografía: el poder de las imágenes

Sería tonto pensar que las cosas que vemos y oímos no nos afectan. Todos reconocemos que las buenas canciones, películas y libros enriquecen nuestras vidas. Pueden relajarnos, educarnos o inspirarnos. Evidentemente las imágenes buenas son buenas para nosotros. Por eso no cuesta imaginar que las imágenes malas son malas para nosotros.

Las imágenes también pueden persuadirnos. Las empresas saben que si pueden mostrarte una imagen persuasiva de su producto durante un momento altamente emotivo ésta se quedara en tu subconsciente. Los publicistas son muy buenos en su trabajo, pueden predecir cuánto comprarás de su producto si ves su anuncio. “Reeses Pieces” pagó una enorme suma de dinero para que se mostrara su caramelo en la película “E.T.”, y las ventas de “Reeses Pieces” se dispararon. ¿Por qué? Porque las emociones que nos inspiraba ver a ese niño pequeño alargar su mano hacia el extraterrestre se transfirieron a la imagen del caramelo. Si ver un producto durante una fracción de segundo (aunque éste no sea el centro de la escena) puede afectar nuestro comportamiento, imagina el efecto de una película que mantiene tu atención en la pantalla mediante escenas de sexo explícito durante una hora y media.

¿Cómo afecta la pornografía a los hombres?

¿Que tipo de ideas nos mete el porno en la cabeza? Si se vierten continuamente ideas erróneas en tu cabeza, tu mentalidad puede quedar tan contaminada que vas a tener problemas con tu vida diaria. Una de las bases de nuestra estabilidad mental es tener una idea sana de quién somos sexualmente. Si se contaminan esas ideas, una parte fundamental de quienes somos se distorsiona.

Porno adictos: la adicción al porno

No todos los que ven porno se vuelven adictos. Algunos solamente quedaran intoxicados con ideas equivocadas sobre las mujeres, el sexo, el matrimonio y los niños. Por otra parte, hay gente tiene algún tipo de herida emocional, que permite que el porno les enganche bien fuerte. A la industria del porno no le importa en absoluto que te enganches a sus productos. Es algo genial para el negocio. El Doctor Victor Cline ha dividido la evolución de la adicción en diferentes etapas: adicción, escalada, desensibilización y acción. Para los adictos al porno, he encontrado otra etapa que es la primera de todas, la exposición temprana. Veamos esas etapas:

EXPOSICION TEMPRANA
Muchos chicos que se enganchan al porno empiezan pronto. Ven porno siendo muy jóvenes y éste entra fácilmente en sus vidas.

ADICCIÓN AL PORNO
Ves porno una y otra vez. Se convierte en algo habitual en tu vida. Estas enganchado y no puedes huir de él.

ESCALADA
Empiezas a mirar porno cada vez más gráfico. Empiezas a usar porno que al principio no te gustaba. Ahora, te excita.

DESENSIBILIZACION
Empiezas a acostumbrarte a las imagines que ves. Ni siquiera el porno más gráfico te excita ya. Te desesperas por encontrar la misma excitación otra vez, pero no la encuentras.

ACTUANDO SEXUALMENTE
Este es el punto en el que los hombres dan el salto, y empiezan a actuar de la manera que han visto en el porno. Algunos pasan del papel al mundo real, actuando así con gente de carne y hueso, de manera destructiva.

La adicción al porno: ¿estoy enganchado?

Si ves alguno de esos comportamientos en tu vida, debes echar el freno ahora mismo. ¿El porno esta tomando el control de tu vida? ¿Tienes problemas en dejarlo? ¿Sigues volviendo a por más?

La adicción al porno: ¿que puedo hacer?

Lo primero que debes hacer es reconocer que estás luchando contra la pornografía. Créeme, no es algo extraño. Millones de hombres están en diferentes etapas de su lucha contra la pornografía. No es algo sorprendente. La industria del porno se gasta millones de dólares para atraparte. ¿Te sorprende que lo hayan conseguido? Para alguno de vosotros puede ser que haya cosas en vuestro pasado tales como abusos, que hacen aun más difícil deshacerse de la adicción al porno. No hay mucho que puedas hacer sin ayuda.

Necesitas a alguien para salir de esta adicción. Es vital sacar a la luz tu problema. Es muy difícil que escapes a la adicción sin hacerlo. Eso no significa que se lo tengas que contar a todo el mundo. Escoge a alguien de confianza que aconseje a gente con problemas de adicción (un pastor, el líder de algún grupo de jóvenes o un consejero.) Alguien en quien puedas confiar, sentirte seguro y que tenga experiencia en el tema de la adicción no va a sorprenderse.

¿Hay alguna posibilidad de librarse de la adicción al porno?

La pornografía te atrapa con mentiras. En cambio, Dios nos guía a través de la verdad. Jesús dijo, “Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”1 Los que oyeron a Jesús decir eso se sintieron ofendidos y contrariados “Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: ‘Seréis libres’?”2 Y Jesús les contestó que la gente está esclavizada por el pecado pero que Él puede liberarnos.3

El pecado no solo nos esclaviza, sino que nos distancia de Dios. Y nadie es perfecto. Nadie es recto a los ojos de Dios. Al contrario, se nos dice que “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino.”4 Todos nos merecemos el juicio y el castigo de Dios. Y Dios, que es un Dios que nos ama, nos dio una solución para nuestro pecado, de tal manera que no tengamos que ser justamente condenados. Recibió en si mismo el castigo por nuestros pecados. Jesucristo, el Hijo de Dios, murió torturado en la cruz por nuestros pecados, para obtener nuestro perdón. Tres días más tarde Jesús volvió de entre los muertos, tal como Él dijo que haría. Una de las frases mas maravillosas de la Biblia es esta, “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad.”5

La relación más importante

En tu búsqueda del amor y las relaciones íntimas, la pornografía es solamente un mal substituto del amor real. Dios nos creo de tal manera que nuestras necesidades mas íntimas puedan ser cubiertas por Él. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.”6En contraste con la oscuridad y la destrucción que la pornografía introduce en nuestras vidas, Jesús dijo, “yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”7 Dios te ofrece su perdón mediante una relación con Él. ¿Quieres pedirle que te perdone y que entre en tu vida? Puedes pedírselo ahora mismo. Si no sabes como expresarlo en palabras, esta plegaria podría ayudarte:

“Señor, soy consciente de mis pecados y sé que tú también lo eres. Te pido que me perdones. Gracias por morir en la cruz por mis pecados. Te pido que entres en mi vida ahora mismo y que empieces a influir en ella. Dirígela como creas que es mejor. Gracias por tu perdón y por entrar en mi vida.”

Fuente: www.cadaestudiante.com

¿El sexo puede sustituir al amor?

proposito del sexo segun dios

Existen dos preguntas que todo ser humano del siglo 21 debería hacerse: ¿qué es el sexo? y ¿qué es el amor? Es tiempo de responder sin tabús ambas preguntas.

EL SEXO

La base del sexo no es el placer, sino la unión. Para ser brutalmente honestos, yo puedo obtener placer de mil maneras distintas, pero solo tengo UNA opción para unirme intima y completamente con alguien mas: el sexo.

El mundo ha devaluado el sexo al grado de encasillarlo en “un placer físico”, y eso ha devastado nuestra existencia en el siglo 21 y desgastado terriblemente nuestra área emocional. El sexo es MUCHO mas que algo físico, ya que involucra absolutamente todas las áreas de nuestra vida.

Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y tendrá relaciones sexuales con su pareja idónea, y ambos serán ahora un solo ser vivo.”

El Poder del sexo supera la mente humana. Muchas personas no han comprendido realmente el grado de Poder inaudito al que Dios tiene el Sexo, pero realmente te une física, emocional, espiritual, económica y humanamente con la persona con la que se tienen relaciones sexuales, el sexo es una completa UNIÓN de vidas. Después del Sexo, ambos serán un solo ser vivo. Dos se convertirán en UNO. Dios ya no ve dos personas después que tienes relaciones sexuales, sino que ve solo una. Por ende Su Bendición, Su Cobertura, su total Prosperidad, Unción, Ministerio, Protección Divina, Sanidad…es sobre ambos como si fuera solo uno solo. Ningún preservativo, condón ni posición sexual, puede detener la unión que genera usar este poder Divino llamado sexo, ya que la unión es totalmente inevitable. El sexo te unirá para siempre a alguien mas.

Si tienes Sexo con alguien y luego te separas y tienes relaciones sexuales con otra persona…¿cómo esperas que Dios te Bendiga, proteja, prospere, unja, o sane, si tu ya eres parte de otra persona? Por eso es tan VITAL al extremo que esperes a TU pareja idónea porque al mantenerte con la persona que Dios diseño para ti toda la vida, estas GARANTIZANDO para siempre la bendición, cobertura, protección, éxito, paz real, prosperidad y unción Divina sobre tu vida y relación.

Cada vez que te unes sexualmente con una persona, una parte de ti mismo(a) se une a esa persona para siempre. Tu y el(ella) se vuelven UNO, esa unión es espiritual y afecta TODAS las áreas de tu vida. No existe poder mas inaudito sobre la faz de la tierra y que afecte MAS nuestras vidas que el Sexo.

EL FUTURO

El diablo ha intentado detener a toda costa que logres un buen futuro para ti, tu descendencia y las próximas generaciones. ¿Como?  El diablo promueve la homosexualidad, el aborto, el sexo sin Amor, la masturbación y un sinfín de estrategias mas, con el único propósito de destruirte a ti y nuestro futuro como raza humana.

Tienes el poder mas extraordinario y Divino que existe sobre la faz del planeta: dar Vida. La unión del hombre con una mujer provoca VIDA. Solo Dios puede dar Vida y nos ha “compartido” ese poder extraordinario y sublime a través del sexo. Mujer, tu cuerpo esta diseñado para engendrar y mantener con vida a otros seres humanos y luego extraerlo al mundo para que continué la vida. ES IMPRESIONANTE. ¿Lo has notado? El mundo quiere que seas lesbiana, que odies la idea de tener hijos y casarte, y que cambies tu emoción sincera por una vida sin sentimientos. Te gritan que “puedes vivir sola, sin un hombre a tu lado”. El diablo pretende a toda costa impedir que uses tu Poder, destrozar tu identidad y perder nuestro futuro; no lo permita

EL AMOR

1 Juan 4:8 “El que no Ama, no conoce a Dios; porque Dios es Amor.”

El Amor NO es un simple sentimiento, ni mucho menos algo que ” nos hace daño”; son las personas las que pueden llegar a herirnos, pero el Amor jamás. El Amor sana las heridas, que el odio provoca. NO tengas miedo de atreverte a Amar, ten miedo de atreverte a odiar. El Amor no se trata de excitación, emociones y canciones; se trata de Pureza, decisiones y acciones. Te pueden llenar de diamantes, de ropa lujosa, de regalos, de atenciones, de halagos, de abrazos y poemas románticos pero nunca será lo mismo a que te llenen de Amor. No lo hallaras en los lujos, ni en la marihuana o en el deseo; ni mucho menos en la pornografía. Te han engañado; no lo encontraras en orgasmos, dinero o libertinaje. El Amor lo hallaras en DIOS. Exclusivamente en El.

Sigue leyendo

Capricho, lujuria y atracción sexual frente al amor verdadero.

Si uno se pone a analizar cuáles son las bases de una relación, se dará cuenta que primero viene la amistad, en segundo lugar ambos son cristianos, y desde esas bases crece el amor. Y Dios ayuda a sostener ese amor. Entonces inicia el noviazgo y un compromiso formal y después el matrimonio.

Muchas personas confunden un capricho con el amor verdadero. Otros piensan que el “amor a primera vista” es real. Otros más no saben distinguir entre la lujuria y el amor, o entre la atracción sexual y el amor.

¿Qué es un capricho y cómo te afecta? ¿Cuál es la diferencia entre la lujuria y el amor? ¿Qué es la atracción sexual? ¿Qué es el amor verdadero? Vamos a considerar estas preguntas importantes.

Un capricho es estar completamente dominado por la atracción a una persona. El diccionario dice que el capricho es un deseo que no reflexiona. En otras palabras, uno siente tanto deseo que no sabe lo que está haciendo, pues no toma el tiempo necesario para reflexionar en las cosas.

La persona que tiene un capricho romántico generalmente no puede pensar en nada o nadie más sino sólo en la persona de la que está “enamorada”. Un capricho es una experiencia emocionante—un éxtasis—pero nunca dura mucho tiempo, porque NO es amor verdadero.

Una de las señales de que estás encaprichado es que tienes la tendencia de idolatrar a la persona que crees amar. Todo lo que dice o hace te parece perfecto. No puedes ver sus errores. Otras personas pueden ver muchas “señales de peligro” pero tú no puedes porque estás “locamente enamorado”. Tus sentimientos románticos dominan y no puedes usar tu sentido común.

Cuando estás involucrado en un capricho romántico, tienes la tendencia de ser desorganizado. No te portas de una manera normal. Te vuelves irresponsable y tienes la tendencia de desatender tus obligaciones.

Algunos jóvenes se la pasan soñando despiertos o de flojos sin cumplir sus obligaciones. Alguien quizás le pregunte a una chica: “¿Qué te pasa? ¿Por qué no te estás portando como siempre?” Ella contestará con una sonrisa dulce: “¡Es que estoy enamorada!”

¡Pero no lo está! Está encaprichada. Si estuviera enamorada, y su amor fuera verdadero, se preocuparía por realizar sus obligaciones, preparándose y haciendo planes para el futuro.

La mayoría de los caprichos no dura mucho tiempo. Lo que sí dura mucho tiempo es el fruto amargo por los errores cometidos durante el capricho. Recuerda, cuando tienes un capricho, no usas el sentido común. Tus sentimientos románticos están en control. Cuando esto sucede, es posible que hagas algunas cosas por las cuales te arrepientas el resto de tu vida.

Débora estaba encaprichada con Daniel. El era guapo y el hecho de que era un héroe de fútbol lo hacía aun más atractivo para ella. Entonces un día lo que ella tanto soñaba sucedió en realidad. Daniel le habló por teléfono y le pidió que saliera con él. ¡Ella estaba emocionada!

Cuando él llegó, ella le preguntó a dónde iban a ir y él le dio una respuesta vaga. Manejaron hasta un lugar solitario dónde él se estacionó. Entonces él le dijo cuánto la “amaba”.

Antes de que pasara mucho tiempo, las cosas estaban avanzando, pero ella no lo detuvo. Pensó: “Un poco de experiencia no me hará daño”. Esa “poca experiencia” resultó ser una relación sexual total.

Después Débora dijo: “Fue terrible. Yo estaba muy asustada. No sentí excitación en lo mínimo. Estaba pensando, ‘¿Qué tal si alguien pasa y nos ve?’ Unos minutos después, me estaba vistiendo otra vez y me estaba odiando a mí misma por haber entregado algo tan precioso a un muchacho que ni siquiera se interesaba en mí—y en el cuál yo tampoco me interesaba”.

La lujuria es un deseo intenso de satisfacer el apetito sexual propio. La lujuria suele considerarse bajo el nombre de “amor”, pero la lujuria y el amor son dos cosas muy distintas.

La lujuria es EGOCENTRICA — El énfasis es obtener algo. La lujuria exige satisfacción inmediata. La lujuria dice: “Lo deseo para mi propio placer, y lo deseo sean cuales sean las consecuencias y lo deseo ahora mismo”.

El amor NO ES EGOISTA — el énfasis es dar. El amor desea lo que es mejor para la otra persona. El amor está dispuesto a esperar. El amor verdadero espera el momento correcto y las circunstancias correctas.

La Biblia nos da ejemplos tanto de lujuria como de amor. Amnón, uno de los hijos de David, pensaba que estaba locamente enamorado de Tamar, su media-hermana. La deseó tanto que literalmente se enfermó. Uno de sus malos amigos le sugirió un plan para tener a Tamar a solas. Amnón cumplió ese plan y forzó a Tamar a tener relaciones sexuales con él.

¿Pero qué sucedió después? Ya no se interesó en ella. Es más, la odió. El “amor” de Amnón ni siquiera fue amor. Sólo fue lujuria.

Por otro lado la Biblia nos dice mucho del amor que Jacob tuvo por Raquel. Jacob tuvo que trabajar para el padre de Raquel por siete largos años para poder tener a Raquel como su esposa. Jacob estaba dispuesto a esperar a Raquel, porque su amor era real. La Biblia dice que los siete años “le parecieron pocos días” por el amor que le tenía.

¿Qué es la atracción sexual?

La atracción sexual es una atracción física entre un hombre y una mujer. Somos creados con el impulso sexual que nos hace interesarnos en el sexo opuesto. No hay nada malo o pecaminoso en esto. Dios nos hizo de esta manera. El pecado viene cuando intentamos satisfacer nuestro deseo sexual de la manera equivocada.

Sentirse atraído sexualmente a alguien NO significa que estás enamorado de esa persona. Cuando un muchacho ve a una chica con un cuerpo hermoso, él dice: “¡Vaya, qué belleza!” Una muchacha ve a un futbolista guapo y su corazón palpita. ¿Es eso amor? No, simplemente es atracción física entre un muchacho y una chica.

Las películas, la televisión, la música popular, las revistas y los libros constantemente nos bombardean con esta idea: “Busca a alguien que te atraiga, si logras una buena relación sexual, eso es todo lo que importa”. La reina de la hermosura de la universidad se casa con el capitán del equipo de fútbol y todos suspiran y dicen: “¡Qué pareja más hermosa!” Pero dentro de poco tiempo, su matrimonio se quebranta. ¿Por qué? Porque no había amor verdadero entre ellos. Sólo se sintieron sexualmente atraídos el uno al otro y además, tenían pocas cosas en común. Pronto se aburrieron el uno del otro.

Recuerda, la atracción sexual no es amor verdadero. Existen miles de parejas que no pudieron resistir involucrarse sexualmente antes del matrimonio, pero ahora que están casados, no soportan ni siquiera tocarse el uno al otro.

¿Qué es el amor verdadero?

El amor verdadero tiene muchas cualidades. El amor sí incluye el elemento especial de la atracción física. Pero es mucho más que eso.

El amor verdadero tiene sus raíces en la amistad. En el amor verdadero, se ama a la persona total. Uno disfruta estar con esa persona y compartir cosas con ella.

El amor verdadero no es egoísta. Se sacrifica por la persona que ama. Y lleva consigo mismo la cualidad vital del compromiso. No se da por vencido cuando vienen los problemas.

El amor verdadero hace relucir sus mejores cualidades. Tú deseas que la persona que amas se enorgullezca de ti. Si sólo estás encaprichado con alguien, te la pasarás como un soñador y sin hacer nada; pero si tu amor es real, te esforzarás en tu trabajo y te prepararás para el futuro.

El amor verdadero no es sólo un hermoso sentimiento que se apodera de ti súbitamente. Toma tiempo para crecer y desarrollarse. Algunas de las canciones populares del mundo de la música dan la impresión equivocada de que enamorarte de alguien a primera vista es amor verdadero.

Pero uno no se enamora de repente—sino que el amor crece. Debes de conocer a la persona antes de que puedas amarla con amor verdadero. Es imposible conocer a alguien de verdad a primera vista; y por lo tanto, es igualmente imposible tener amor verdadero por alguien a primera vista. Quizás te sientas atraído a alguien a primera vista. Incluso, quizás te emociones con alguien la primera vez que lo veas. Pero no puedes genuinamente amar a una persona a quien no conoces de verdad.

Satanás no desea que tú conozcas y experimentes el amor verdadero. Es por eso que él promueve toda clase de amor falso. El desea que tú te involucres sexualmente fuera del matrimonio. El desea echar a perder tu vida en general, para que te parezca que la vida no vale la pena.

Por otro lado, Dios tiene amor supremo por ti y desea sólo lo que es mejor para ti. El desea que tengas amor precioso—no sexo ilícito. Si es la voluntad de El que tú te cases, El tiene a la persona ideal para ti. El desea que tú tengas un compañero que te ame sin egoísmo y que esté comprometido contigo para toda la vida. También desea que tú te comprometas a esa persona de la misma manera. El desea que tu hogar sea un poco como el paraíso.

En mayo de 1973, en el pequeño pueblo en West Point, Mississippi, en los Estados Unidos, un hermoso matrimonio de 25 años terminó de una manera muy dramática. La dedicada esposa del editor de un periódico local, salió del servicio vespertino de su iglesia. Sonreía felizmente al hablar con sus amigos, cuando repentinamente cayó muerta sobre el jardín de la iglesia.

Los esfuerzos para revivirla no dieron resultado. El pequeño pueblo estaba aturdido. El esposo se inundó de cartas y telegramas, porque ella había sido muy amada y admirada. Un día, después del funeral, su esposo, Henry Harris, escribió un tributo largo, con todo su corazón, para su esposa. Como un amigo lo expresó, llegó a West Point para ir a la iglesia, y de la iglesia se fue.

Ese amigo estaba recordándome la primavera de 1946, cuando ella se había graduado de la universidad estatal de mujeres de Mississippi, y había llegado a West Point para ser asistente del pastor de la Primera Iglesia Bautista… En realidad, ella consideraba su trabajo en West Point como temporal. Estaba convencida de que el Señor la había llamado para ser misionera al extranjero…Pero el Señor me había dado otro mensaje a mí. Yo sabía que ella era la mujer para mí. Más adelante, ese mismo año, en la noche del 10 de diciembre de 1946, con mucho nerviosismo le pedí que fuera mi esposa.

Su respuesta no fue claramente un “No”. Más bien, fue silencio. Y ese silencio duró días y semanas. Ella me amaba. Me lo dijo tímidamente. Pero sentía muy firmemente que el Señor la quería en un campo misionero. Por todos los medios intenté persuadirla que Henry Harris sería su campo misionero para toda la vida. Y tomó meses de convencimiento. Y mucho más que eso. Verán, fue un noviazgo muy extraño pero maravilloso que incluía mucho más que “dulzuras vacías”. Aunque yo deseaba que ella fuera mi esposa más que cualquier cosa en el mundo, también yo deseaba que se hiciera la voluntad de Dios. Por semanas y meses nuestros “paseos” fueron largos períodos de oración.

Exactamente un año después de que le propuse matrimonio, llegamos a ser marido y mujer. Nunca hubo lugar a dudas que se había hecho la voluntad de Dios. Nunca hubo un matrimonio más feliz. Algunas parejas más “modernas” no creerán esto, pero por veinticinco años, cinco meses y diez días nunca tuvimos un pleito. Seguramente, alguna vez estuvimos en desacuerdo; pero ahora, al mirar hacia atrás esos hermosos años, no puedo recordar un solo desacuerdo importante.

Sé que las siguientes semanas y meses serán extremadamente difíciles. Habrá momentos cuando tendré que encontrar un lugar tranquilo para dejar que las lágrimas fluyan. Eso no tiene nada de malo. Pero el cielo me parece más hermoso, porque Wanda me está esperando allí. Y sigo teniendo parte de ella a través de nuestros cuatro hijos hermosos.

Cada año en nuestro aniversario el día 10 de diciembre, yo le daba una rosa roja para representar cada año de matrimonio. En el último ramo, hubo 25 rosas. Luego, el martes, le dije a la mujer de la florería que cubriera todo el ataúd de rosas rojas y que pusiera dos urnas grandes a cada extremo llenas de rosas rojas. Verá, tienen que durarle por mucho, mucho tiempo… hasta que estemos juntos de nuevo.

No creo que haya pasado ni un solo día en esos veinticinco años que no le dije que la amaba. Y sin embargo, creo que ella nunca comprendió cuánto significaba realmente para mí, ni cuanto la amaba de verdad… y aunque no puedo seguir diciéndole de mi amor todos los días, puedo seguir dándole gracias a Dios por permitir que uno de sus ángeles verdaderamente preciosos compartiera esta porción de mi vida.

Cómo he dicho antes… al tratar débilmente rendirle tributo a una amiga que ha fallecido… pero nunca con más sentimiento que ahora… “¡Gracias a Dios por los recuerdos!”

Esto es amor precioso. ¿Qué joven no desearía lograr un matrimonio como este?

Fuente: ubdavid.org