Las 7 plagas de un noviazgo


Un noviazgo con propósito siempre tendrá como objetivo un matrimonio. Un matrimonio de éxito debe tener un buen noviazgo de base, y un noviazgo debería tener como cimiento una excelente amistad, sin embargo hoy en día hay algunos parásitos o plagas que dañan la integridad espiritual, emocional y física de los noviazgos, haciéndolos así carentes de propósito y lanzándolos a un agujero del que muchas veces es difícil salir, y quiero en esta oportunidad presentar 7 plagas que considero están hoy en día afectando mucho a las parejas que desean construir un buen fundamento para un matrimonio feliz, y que debería ser su esfuerzo evitar y si están con alguna de ellas procurar con ayuda divina eliminarla…
Sigue leyendo

Anuncios

¿Por qué fracasan tantas relaciones de pareja y matrimonios?

fracaso noviazgo

Esta mañana, después de desayunar me he puesto a leer uno de los últimos libros sobre pareja que compré en una librería cristiana. Siempre que puedo leo artículos o libros sobre este tema. Algunos quizás piensen que estoy obsesionada pero no es así. Simplemente me parece un tema interesante en el que invertir parte de mi tiempo y profundizar.

Algunas personas invierten tiempo en practicar un deporte o un idioma. A mi el tema de la pareja me parece interesante y siempre aprendo algo nuevo. Además es un tema que si algún día llego a casarme, me servirá haber leído tanto, porque me habré preparado mejor para el matrimonio. Y si es la voluntad de Dios que permanezca soltera, podré ayudar a otros con mis conocimientos, como ya hago por medio de este blog. Por lo tanto, es un tema que me enriquece personalmente y que también me ayuda a enriquecer las vidas de otras personas sea cual sea la voluntad de Dios para mi vida.

Mientras leía el capítulo 3 del libro, sentí la impresión de haber descubierto porqué fracasan tantos noviazgos y tantos matrimonios. Está claro que si un noviazgo fracasa es porqué no tiene las bases adecuadas. Pero es todavía más doloroso cuando un matrimonio fracasa; sobre todo si hay niños de por medio.

Si un matrimonio se rompe es porque la mayoría de las veces, su noviazgo no tenía buena base y no supieron identificar a tiempo la estructura deficiente sobre la que estaban construyendo su matrimonio. Aun con la estructura adecuada, la vida a veces nos presenta retos que hacen que en todo matrimonio haya problemas y pequeñas crisis, pero imagina cuánto se agrava la situación si la base sobre la que se estableció el noviazgo y el matrimonio no es una buena base. Los problemas se multiplican.

Conozco personalmente a un pastor que dice “que la mayoría de los matrimonios no están aprobados por Dios”. Reconozco que al principio cuando oí por primera vez esta frase de sus labios, me quedé pensativa, pero como ya había leído algunos libros sobre noviazgo no la consideré una idea del todo descabellada. Es de esas frases que se te quedan grabadas en algún rinconcito de tu cerebro y permanecen allí para toda la vida.

Han pasado años desde que la escuché, he leído muchos más libros sobre noviazgo cristiano, y a día de hoy, observando ciertos noviazgos y ciertos matrimonios, puedo decir que es cierto, la mayoría de los matrimonios que se casan no tienen buenas bases o no son relaciones aprobadas por Dios.

Me doy cuenta de que la mayoría de las veces que una nueva pareja se forma, ponen por encima sus sentimientos y deseos antes que la voluntad de Dios para su vida con respecto a la pareja. Incluso cuando dos personas están orando con respecto a una relación, pueden estar perfectamente anteponiendo sus propios deseos a la voluntad de Dios y creen que solo por el hecho de estar orando, Dios ya está bendiciendo su relación.

Se inician noviazgos demasiado rápido, muchas veces sin una base previa de amistad profunda. Se declaran sentimientos al mes de haber conocido a una persona , sin haber estudiado a fondo su carácter, y luego se ora y si todo marcha aparentemente bien según ellos,  muchos ya creen que su noviazgo ya está bendecido por el hecho de estar orando, y sin embargo pueden estar muy equivocados.  Sigue leyendo

¿Cómo lidiar con las emociones?

Las emociones las sentimos todos, Jesús también las sintió: sintió compasión por las personas que sufrían, sintió ira cuando vio a los mercaderes a la salida del templo, etc. Nadie es ajeno a ellas y uno de los sentimientos que más sentimos los seres humanos es el miedo. Ejemplo: miedo a lo desconocido: un nuevo trabajo ¿y si me va mal? ¿y si no soy capaz? ¿y si no les gusta mi desempeño?. Miedo a relacionarnos: no quiero tener nada que ver con los vecinos, porque se pueden presentar problemas y ¿como salgo después de ellos? Me gusta esa chica o ese chico…pero ¿y si fracaso? Me quiero casar con ella…pero ¿y si no es lo que yo esperaba? ¿y si me equivoco? etc.

El miedo apareció en el mundo después de la caída de nuestros primeros padres y no proviene de Dios, es el enemigo que quiere que tu estés triste, deprimido y lleno de dudas él es el que pone en ti ese sentimiento. La realidad del miedo no es tan solo lo que puede significar, sino el daño que puede producir en nosotros. Vivir con miedo puede paralizar los planes que Dios tiene para nosotros. Las Sagradas Escrituras nos alientan diciendo: “porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor sino de poder, de amor y de dominio propio” 2° Timoteo 1:7. Es decir que cualquier clase de temor o duda no viene de Dios, ni él desea que nosotros estemos angustiados, afligidos y menos teniendo temores de algo.

Tal como lo estas entendiendo entonces, el temor a hablar ante una multitud, a un trabajo nuevo, a relacionarnos con nuevas personas, a tener novio o novia, o incluso el temor a leer la biblia, no viene de Dios. Para que nos vaya bien en una actividad o emprendimiento, tenemos que atrevernos, sino jamas sabremos si valía la pena intentarlo. La biblia nos dice que no debemos de temer a nada y a nadie, Salmos 27:1 dice:”el Señor es mi luz y mi salvacion ¿de quién temeré?” Sigue leyendo

Las siete etapas del noviazgo

noviazgos-a-temprana-edad
El noviazgo se desarrolla a través de siete etapas. Cada una tiene su función y propósito al establecer la base para la relación. Si se abrevia o elimina cualquier etapa, se produce un vacío de desarrollo en la relación y ello acarreará problemas.
Etapa 1: Amistad 
Durante la amistad cada uno trata de conocer al otro mientras participa de actividades no románticas, sociales, recreativas,espirituales e intelectuales. La mayoría de dichas actividades son de orientación de grupo, opuestas a las orientadas hacia la pareja. Esta etapa es más informal y menos emotiva que las etapas finales del noviazgo, pues no existen matices románticos o sexuales. La amistad es menos tensa que el noviazgo, porque la amistad no es noviazgo y no hay necesidad de representar papeles.
Con frecuencia los amigos son más honestos entre sí que los novios y esto es posible porque los amigos llegan a ser emotivamente más profundos que los novios. Llegar a ser amigos antes de involucrarse románticamente tiene mucho sentido. Si tú te enamoras demasiado rápido y la relación no funciona, muy difícilmente volverás a ser amigo otra vez. Si tú te tomas el tiempo para conocer a alguien a nivel de amistad primero y dejas que el amor crezca lenta y gradualmente, estarás más próximo a tener un amigo o amiga para toda la vida sea que te cases o no con esa persona.
Más aún, los idilios que brillan instantáneamente, habitualmente se consumen así de rápido. Y es muy posible que seas juzgado o juzgada por cualidades superficiales como tu apariencia o tu estructura física antes que por tu carácter. Es más difícil mantener una buena amistad que ser novios. Lo más fácil de hacer cuando encuentras a alguien que te resulta atractivo o atractiva es subir a altas revoluciones dándole todo lo que tiene para disparar.
Es infinitamente más difícil sacar el pie del acelerador y moverse lentamente cuando no hay curvas, desvíos o rutas cerradas a la vista. Pero eligiendo ir rápido la ruta fácil,  raramente desarrolla una relación duradera debido a que cuando surgen los conflictos la tendencia es tomar la salida más fácil, que es salirse de la ruta.

Sigue leyendo

Jehová mira el corazón

dios mira el corazon

“Porque el eterno no ve como el hombre, el hombre mira la apariencia, pero Jehová mira el corazón” (1ª Samuel 16:7)

La belleza es más un factor de corazón que de rostro. Podrás encontrar muchos rostros bonitos durante tu vida, rostros que podrán gustarte y de los cuales podrías enamorarte, pero si no consigues amar el corazón que hay detrás de aquel bello rostro no habrás amado nunca verdaderamente a esa persona.

El problema se presenta cuando nos hacemos rígidos esquemas mentales, prototipos, perfiles según los cuales si el chico o chica que tenemos delante no refleja nuestro perfil ideal, entonces él o ella no puede ser ni lejanamente la persona que estamos esperando y la excluimos a priori. Lo mismo puede ocurrir con el nivel económico o la cultura.Si para tí cuenta solo la belleza de una persona, su situación económica y su cultura hasta tal punto de no tomar ni siquiera en consideración a alguien aquien le faltara una de estas cosas entonces tienes un PROBLEMA GRANDE que tiene que ver con la apariencia y la superficialidad.

Lo que hay que buscar en una persona no se encuentra fuera sino dentro de ella y se llama CORAZÓN. Con esto no estoy diciendo que solo se tenga que tener en cuenta el corazón. Es decir, tener un mínimo de atracción física es importante y necesario. Lo que quiero decir es que vivimos en una sociedad que está empachada por la belleza. En las revistas, tv y publicidad se presentan modelos con cuerpos esculturales y rostros bellísimos (a menudo manipulados con photoshop hasta lo sumo, por cierto). Los hombres de por sí son muy visuales, pero con esta saturación de belleza se infunde en sus mentes el pensamiento de que solo las mujeres bellísimas pueden ser amadas, que cuanto más bella sea una mujer mejor, siempre piensan que pueden aspirar a una más bella que la anterior…

Sigue leyendo