Porno tóxico, sexo tóxico

El porno y la adicción… el sexo fuera de su contexto.

En una noche oscura y fría, no hay nada mejor que un buen fuego en la chimenea. Puedes apilar la leña y dejar que arda y te caliente. Es seguro, calido, relajante y romántico. Ahora saca ese fuego de la chimenea (que ha sido diseñada para contenerlo) y dejarlo en medio del salón. De repente se convierte en algo destructivo. Podría quemar la casa entera y matar a todos sus habitantes. El sexo es como ese fuego. Mientras se exprese dentro del compromiso del matrimonio, es bonito, cálido y romántico. Pero la pornografía, saca al sexo de ése contexto.

El porno: un gran negocio

El porno es un gran negocio que genera mucho dinero sin importar los métodos para conseguirlo. Te enseñaran lo que ellos creen que hará que vuelvas a por más. “El año pasado se produjeron 11.000 videos porno, en contraste con las 400 películas producidas en Hollywood… [y] 70.000 páginas web de pornografía” (New York Times, 20 de Mayo, 2001, “Naked Capitalists”)

La imagen del sexo en el porno

Una de las bases de nuestra estabilidad mental es tener una idea sana de quién somos sexualmente. Si se contaminan esas ideas, una parte fundamental de quienes somos se distorsiona. La cultura del porno nos dice que el sexo, el amor y la intimidad son lo mismo. En la pornografía, la gente tiene relaciones sexuales con completos desconocidos, gente que acaban de conocer. Lo único que importa es la satisfacción personal. No importa el cuerpo de quien estés usando mientras la obtengas. El porno te hace pensar que el sexo es algo que puedes conseguir cuando sea, donde sea, con quien sea, sin ningún tipo de consecuencia.

¿En qué consiste realmente el sexo?

La visión del sexo en el porno es estúpida y superficial. Las relaciones no se basan en el sexo, sino en el compromiso, el cariño y la confianza mutua. Dentro de ese contexto, como en la chimenea, el sexo es maravilloso. Lo que hace que el sexo sea magnífico es estar con alguien que te ama y te acepta, alguien que se ha comprometido a compartir la vida contigo, alguien a quien te puedes entregar completamente. Sigue leyendo

Anuncios

Cualidades y actitudes importantes a considerar en un futuro conyuge

cualidades futuro novio conyuge blog noviazgo cristiano

Tomado del libro: “Le dije adiós a las citas amorosas” de Joshua Harris

Al reflexionar en el estado eterno del matrimonio, hay una pregunta que continuamente viene a mi mente: ¿Qué cualidades debo buscar en una esposa? Quizá te estés preguntando lo mismo al considerar pasar el resto de tu vida con una persona en especial. ¿Qué haría que alguien fuera el perfecto cónyuge para ti?

Al pensar sobre esta pregunta, soy consciente de que la respuesta supone muchas características profundas e internas, pero en la vida diaria, sin embargo se me hace difícil trascender más allá de lo superficial. Una chica simpática entra a una habitación y todo mi sentido común se esfuma. ¿Cuántas veces me he quedado como un tonto al dejarme entusiasmar simplemente por la belleza y el encanto de una chica? Demasiadas veces.

Para curar esta tendencia he creado un pequeño juego. Cuando conozco una chica que es hermosa y me siento tentado a dejarme impresionar demasiado por su belleza externa, trato de imaginarme cómo se vería la joven al llegar a los cincuenta años de edad.

La chica puede verse muy joven y hermosa ahora, pero ¿Qué sucede cuando la belleza se disipa? ¿Habrá algo en ella que me atrae? ¿Es su carácter el que me trae hacia ella, o simplemente el hecho de que su vestido de verano deja ver un poco más su bronceado? ¿Y qué importa si es su silueta femenina la que hoy captura mis ojos? Cuando los embarazos añadan cicatrices y manchas en la piel, y los años agreguen unos kilos de más, ¿Habrá algo en el alma de esta chica que me continúe atrayendo hacia ella?

Al considerar cuales son las cosas importantes en un esposo, necesitamos ir más allá de los asuntos superficiales como la apariencia física, la vestimenta y el comportamiento frente a los demás. ―Jehová no mira lo que mira el hombre‖, dice Dios en su Palabra. ―el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón‖ I Samuel 16:7. Proverbios 31:30 nos dice ―engañosa es la gracia y vana la hermosura…‖ y el mismo verso nos dice que el tipo de persona que merece ser alabada es aquella que ―teme a Jehová‖.
Nos impresionamos muy fácilmente con las apariencias; pero Dios quiere que valoremos aquellas cualidades que perduran. Escoger sabiamente un compañero para el matrimonio exige que regresemos a los asuntos esenciales del carácter y las actitudes de una persona.

Vamos a examinar las cualidades y actitudes del carácter que son importantes en un cónyuge, y al hacerlo, también queremos hacernos la pregunta: ¿estoy yo cultivando estas mismas cualidades y actitudes en mi propia vida? Tengamos cuidado de mantener una actitud de humildad al examinarnos. Debemos concentrarnos no sólo en encontrar a la persona adecuada, sino más importante aún, debemos concentrarnos en convertirnos ―nosotros‖ en la persona adecuada.

Sigue leyendo