No seas como Sansón

Aunque hace varios meses ya que tengo este blog, nunca he escrito una entrada. Es decir, comparto contenido de libros sobre noviazgo que he leído u otras webs que considero interesantes, pero nunca me he sentado a escribir una entrada yo misma de mi puño y letra. Tengo otro blog al que dedico mucho tiempo y me sería imposible llevar este proyecto de noviazgo cristiano adelante si tuviera que pensar y escribir cada una de las entradas. Sin embargo, hoy, movida por la lectura que he estado leyendo en las últimas semanas, y por las experiencias de muchos jóvenes que conozco, siento que Dios me llama a escribir sobre este tema.

Todos conocemos la historia de Sansón, un hombre escogido por Dios desde su nacimiento para servirle. Su historia se encuentra en el capítulo 13 del libro de Jueces. La madre de Sansón era ésteril y en aquella época el no poder tener hijos causaba gran aflicción. Pero cierto día un ángel se le apareció y le dijo: Tú eres estéril y nunca has tenido hijos, pero concebirás y darás a luz un hijo. Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda,  pues concebirás y darás a luz un hijo. No pasará navaja sobre su cabeza, porque el niño será nazareo para Dios desde su nacimiento, y comenzará a salvar a Israel de manos de los filisteos.»

Cuando Sansón creció era conocido por su fuerza, fuerza que le permitió vencer varias veces a los filisteos (pueblo enemigo). Mató un león como si se tratase de una oveja. Arrancó las puertas de una ciudad como quien arranca la hierba. Sin duda alguna la fuerza de Sansón era sobrenatural y era un don de Dios. Sigue leyendo

Anuncios

El noviazgo a la manera de Dios

noviazgo cristiano acerca a Dios

¿Cómo  se que estoy realmente enamorado de alguien y que es la voluntad de Dios?

Asumiendo que eres creyente por el hecho de haber recibido a Cristo como tu Salvador personal voy a proseguir adelante. Bajo esta premisa, podrías saber si estás enamorado haciéndote las siguientes preguntas:

Primero: ¿He orado fervientemente al Señor por un noviazgo, aún antes de conocer a la chica o chico que ahora me gusta? En el caso del creyente, el enamoramiento comienza no cuando se encuentra con una chica que es muy atractiva físicamente y su corazón late más aprisa cuando se encuentra con ella, sino cuando en la comunión íntima con el Señor en su palabra y la oración ruega a Dios por que Dios traiga a su vida la persona con quien Ud. va a compartir el resto de sus días como esposa.

Ningún joven creyente debería entrar al enamoramiento sin antes haber cultivado una íntima comunión con el Señor. Me imagino que quizás conoces a una chica que te gusta mucho. Si no has estado en comunión con el Señor con anterioridad, y sientes una atracción hacia esa chica, seguramente no es Dios quien esté poniendo esa atracción en ti sino tus hormonas, tu instinto por tener una compañera. La base del enamoramiento no es el atractivo físico entre la pareja de enamorados, tampoco es el amor entre enamorados. La base del enamoramiento debe ser la voluntad de Dios, quien pone en el corazón de los dos el deseo de unir sus vidas en matrimonio.

Ya que hemos hablado de matrimonio, permíteme una advertencia: Si no piensas casarte con aquella chica, no pierdas tu tiempo y tu santidad enamorándote de esa chica. El enamoramiento no es un pasatiempo. El enamoramiento no es un día sí y el siguiente no. El enamoramiento guiado por el Señor es la antesala del matrimonio. Sigue leyendo

Algunas reflexiones sobre el enamoramiento y el amor

amor verdadero noviazgo cristiano

El enamoramiento es la expresión imperfecta del amor humano y el sentimiento que lo causa es físico, corporal, y por tanto, temporal y tendiente a desaparecer en cualquier instante.

En el enamoramiento sólo cuentan los sentimientos que se expresan generalmente a través del cuerpo, y los ojos. Es una atracción a nivel hormonal, químico y emocional, y todo esto puede cambiar de un momento a otro…es fugaz, inestable, temporal. Hoy siento de este modo, mañana tal vez ya no… Los sentimientos son engañosos…el corazón humano es cambiante e inestable.

El enamoramiento empieza por el cuerpo, indudablemente… Sin embargo, el amor tiene su lado espiritual, y esta es su segunda instancia. La primera es corpórea, física, la segunda es espiritual. Busca conocer más de la otra persona, adentrarse en los intrincados recovecos de alma. Buscar, explorar, encontrar puntos de unión, lazos espirituales que sostendrán a los sentimientos que les precedieron. La ausencia de puntos de contacto profundos, espirituales, hará que la relación no sea genuina, sino solo basada en emociones hormonales, sensaciones físicas, sentimientos superficiales. Eso sería vivir de una ilusión de amor porque amor es unión espiritual.

Te necesito para ser quien Dios quiere que yo sea para tí. Dios tiene que ser la base de una relación. No quita las emociones; las sostiene, las afirma, las fortalece para que no cambien, para que no pasen y se esfumen. Dios le imprime trascendencia al amor humano y le da su sentido verdadero.El amor humano es imperfecto, tendiente a permanecer en lo temporal, finito. Hoy día los divorcios son mas que los casamientos. El problema es que la relación no se sostiene en el espíritu. Si Dios no esta en una relación corre el riesgo de basarse en las emociones, y, aunque no se pueda creer, se puede vivir toda la vida así, de una ilusión, creyendo que se encontró el amor, cuando eso no es así..¿Cual es, pues, el criterio para conocer si estoy con la persona adecuada?
El criterio es la guía del espíritu de Dios. Sabiendo que el amor humano no es el amor que satisface la vida, ni que le da sentido, ni que le da rumbo, o que satisface la sed de un alma solitaria, vacía y angustiada. El amor humano es necesario; pero no es la prioridad existencial del hombre. EL mundo dice: Ella/el es la razón de mi vida. Es romántico, pero expresa un modo de pensar que no es conveniente. Porque si esto es así, literalmente, la ausencia de esa persona sería la causa de un suicidio.-y sabemos que sucede y en grandes cantidades, tristemente-

Una vida espiritual fuerte, fundada en verdades y principios Bíblicos son la estructura espiritual que sostendrá toda relación duradera y revelará la autenticidad de los sentimientos y emociones manifestadas.

Una mente llena de Dios, es el timón del corazón.

Es su guía. Una mente llena de Dios, con convicciones firmes, estabiliza las emociones, les da el lugar que tienen que ocupar. Una mente llena de Dios asienta las directrices, los criterios, los fundamentos de lo que sentimos. Sansón era un joven sin fundamentos. De mente débil. Su corazón le domino a placer. Sansón era un joven que se enamoraba hoy de esta chica, mañana de esta otra. Era un barco abandonado a una tempestad de emociones y estímulos sentimentales. No tenía timón. Iba en cualquier dirección. La dirección que su corazón le decía. Su corazón lleno de emociones carnales porque no había una mente llena de Dios, del espíritu de Dios que le diera el poder y la guía a sus sentimientos. Sansón hubiera jurado que estaba completamente enamorado de cada chica que tuvo. Sin nunca saber que en realidad el amor verdadero es espiritual porque es la única unión que permanece porque esta fundada en quien nunca cambia. Dios.