15 preguntas comunes sobre el noviazgo cristiano

Con frecuencia escucho entre los jóvenes hacerse las mismas preguntas acerca de aspectos del noviazgo cristiano. En el siguiente post encontrarás respuesta para cada una de ellas…

1.- ¿Cómo debe ser un noviazgo cristiano?

Es ideal que ambos pongan a Dios en el primer lugar de sus vidas, y que su relación de novios obedezca la Palabra de Dios, que todas sus actividades sean validadas en la Biblia que debe ser el modelo a seguir. Ambos deben dedicar tiempo juntos a Dios, orando y leyendo la Palabra, congregándose juntos y animándose uno al otro a permanecer firmes a Dios. Deben respetarse mutuamente, reconocer sus propios límites, y ser sinceros entre sí, practicando la fidelidad, el apoyo mutuo y la comprensión entre otras cosas.

2.- ¿Cuánto debe durar un noviazgo?

No existe un tiempo determinado para esto, el tiempo de noviazgo debe ser el suficiente para conocerse mutuamente hasta el grado de decidir mutuamente que son uno para el otro e iniciar una vida matrimonial.

Los noviazgos largos muchas veces se convierten en rutina, este es un aspecto que se debe cuidar. También no es lo mismo un noviazgo de 8 años en una pareja que inició su relación a los 18 años que una que lo inició a los 28. En el primer caso lo más seguro es que ambos estaban estudiando y no eran económicamente independientes, mientras que en el segundo caso a esa edad ya deben ser económicamente independientes y listos para la vida matrimonial.

Se debe aplicar el sentido común para decidir en que momento deben casarse. De todas formas, los noviazgos largos no son recomendables pues se corre el peligro de caer en relaciones sexuales prematrimoniales. Así mismo un noviazgo demasiado corto, puede llevar a un matrimonio precipitado, es decir a casarse demasiado pronto, sin conocerse lo suficiente en áreas fundamentales…

3.- ¿A que edad hay que casarse?

En la antigüedad las personas se casaban muy jóvenes, incluso antes de cumplir los 18 años, sin embargo hoy en día la situación es muy diferente y mucho depende de los planes personales de cada uno. Fisiológicamente hablando, se estima que la mejor edad para iniciar una familia es entre los 20 y los 30 años. Socialmente se espera que una pareja se una en matrimonio una vez que es autosuficiente económicamente, y capaz de proveer para el sustento de su casa y de su familia.

Algo que también entra en juego para una decisión de esta naturaleza lo representa la necesidad sexual. El apóstol Pablo escribió, “mejor es casarse que estarse quemando”. Así que cuando la pareja estima que no le es posible contenerse más, deben entonces considerar seriamente el matrimonio, aunque jamás debe ser esta la motivación principal para dar ese paso. Muchas veces los noviazgos que se inician a edades muy jóvenes se alargan demasiado, puesto que no poseen de independencia económica para casarse pronto, y acaban en pecado sexual. Lo ideal sería empezar una relación de pareja cuando ambos han acabado o están a punto de acabar sus estudios y ya pueden pensar en un matrimonio a corto plazo.

4.- ¿A que edad es recomendable tener novio o novia?

La edad para tener novio(a) está relacionada con la necesidad afectiva en el tipo de amor Eros, que no puede ser satisfecho por el amor de los amigos o de los padres. Todos los seres humanos tenemos necesidad de un afecto especial que solo se satisface con una persona del sexo opuesto. Algunas personas sienten esta necesidad a muy temprana edad, hay quienes buscan novio(a) a los 12 años o antes incluso, sin embargo a esta edad muchos lo asocian más bien con la curiosidad y como respuesta a las influencias del medio exterior, los amigos, la TV., las revistas, etc. De hecho en muchas personas el noviazgo inició al tiempo que iniciaban el segundo ciclo de su etapa escolar, es decir la secundaria, cuando los niños comienzan su pubertad e interactúan con jóvenes mayores de quienes reciben cierta influencia. Muchos padres quisieran que sus hijos no tuvieran novio(a) hasta que en su opinión hayan madurado después de los 20 años, sin embargo generalmente socialmente es “aceptado” el noviazgo a partir de los 15 años.

Ahora bien dando respuesta a la pregunta de ¿cuándo es recomendable?”, la respuesta sería que cuando ambos sean suficientemente maduros emocional y económicamente y estén preparados para poder casarse en un tiempo relativamente corto… y por lo general eso no suele darse antes de los 22 o 23 años como mínimo…

5.- ¿Cómo debe ser el comportamiento de una pareja cristiana dentro del templo?

El templo es el lugar que hemos consagrado para la alabanza y adoración exclusiva de Dios. Es deseable por respeto a lo que esto representa, que durante el servicio religioso se eviten las muestras de afecto exageradas que adicionalmente hagan tropezar a otros creyentes, esto es los besos y las caricias, aun cuando no hay servicio religioso y se esté dentro del templo, la actitud de recato es una buena muestra de respeto a Dios y a la congregación.

Sin embargo esto de ninguna manera significa que se oculte el noviazgo dentro de las instalaciones de la Iglesia. Tomarse de las manos con respeto no debe afectar a nadie y es una forma muy sutil de expresarse cariño y dar testimonio de su noviazgo.

6.- ¿Cómo debe ser su comportamiento cuando se encuentran fuera del circulo de Cristianos?

La pareja cristiana debe en todo momento comportarse bien, esto implica el respeto mutuo, aun frente a no cristianos cuyas ideas respecto del noviazgo difieran de las suyas, es una buena oportunidad para dar testimonio de una relación sana donde prevalezca el respeto, la fidelidad, la comprensión y el amor.

7.- ¿Cómo debe ser su comportamiento cuando se encuentran solos?

Los hijos de Dios jamás están solos, pues no es posible ocultarse ante los ojos de Dios, y esto es algo que la pareja de novios debe tener muy presente. Los momentos de soledad en la pareja de novios cristianos, pueden dar lugar a conductas no deseables, ya que al abrigo de la intimidad es muy fácil dar rienda suelta a la pasión con besos y caricias que pueden llevar a la pareja a una relación sexual, pues no podemos dejar de lado  la propia naturaleza del cuerpo humano. Esto exige de la pareja una actitud responsable y consciente, para evitar en todo momento excederse en sus muestras de afecto…

Una de las características de los seres humanos es la expresión de afecto a través del tacto. Desde temprana edad, las personas perciben el afecto de una caricia, así un bebé acariciado se desarrolla mucho mejor que uno que no lo es. La expresión de afecto en los seres humanos va acompañada del contacto físico, de ahí que cuando sentimos cierto aprecio por alguna persona, tenemos la tendencia a abrazarle…

Hay muchos tipos de caricias, y para hablar de las que se prodigan entre novios es menester hablar un poco acerca de la sexualidad.

 Como seres humanos no podemos negar el hecho de que nuestros cuerpos ofrecen ciertas respuestas a algunos estímulos sensuales; de hecho hay terminaciones nerviosas a lo largo de todo nuestro cuerpo, y dado que dentro de nuestra fisiología se encuentra también la reproducción sexual, es que, como parte de las relaciones sexuales, juega un papel importante la estimulación previa de los órganos que intervienen en la reproducción.

 Una relación sexual sana, inicia con besos y caricias, la penetración y el orgasmo son parte de la relación sexual, esto quiere decir que cuando una pareja se excita mutuamente mediante los besos apasionados y la caricias en las áreas más sensibles en la sexualidad como lo son los senos y las piernas en la mujer, cuello en ambos y el exterior de los órganos sexuales, la vagina en la mujer y genitales en el varón, en realidad se está practicando una relación sexual, aun sin haber penetración.

Cuando se dan este tipo de caricias, en ambos órganos sexuales hay lubricación, erección en el varón y dilatación vaginal en la mujer, pues la señal que recibe las áreas sexuales es de preparación para la penetración.

Por lo tanto, no juegues con fuego (besos con lengua prolongados y caricias sensuales) si no quieres quemarte (fornicar) antes del matrimonio…

8.- ¿ Son malas las caricias dentro del noviazgo?

No podemos afirmar que las caricias sean malas, partiendo del hecho que es una forma de comunicar afecto, sin embargo hay caricias que no necesariamente son excitantes desde el punto de vista sexual. Por ejemplo acariciar el rostro o las manos, caminar tomados de la mano o abrazados son muestras físicas de afecto que no tocan áreas sensibles sexualmente hablando. Por lo tanto dentro de un noviazgo sano, deben evitar prodigarse caricias que estimulen su sexualidad. Sigue leyendo